Entradas

¿Sabes lo que es el hambre emocional? Si estás en este blog es porque eres de esas personas que se quiere cuidar, pero que por más que lo intenta no lo consigue. Has probado muchas dietas, has intentado muchos métodos, pero hay algo que te impide seguir lo que te propones una y otra vez. Sabes que debes comer sano, evitar los ultraprocesados pero aunque no quieras acabas comiéndote esas galletas o ese trozo de bizcocho que te tenías prohibido. Quizás tengas hambre emocional o quizás haya otras razones que te estén llevando a saltarte tus propósitos.

No te falta fuerza de voluntad

Hay diferentes motivos por lo que esto te puede estar pasando y no, no es por falta de fuerza de voluntad. Muchas personas acuden a mí argumentando que lo que les falta es tener más voluntad. Dicen que ya han intentado una y otra vez métodos de pérdida de peso y no consiguen seguirlos. Esto es una señal. No de tu incapacidad, si no de que los métodos que usas no funcionan y que algo más puede estar pasando.

Motivos por los que esto puede estar pasando

Puede ser que te estés sometiendo a dietas muy estrictas y que tu organismo esté entrando en modo hambruna, por esto saca de la dieta aunque tú no quieras. Tu cuerpo no sabe de pérdida de peso, ni de pasar hambre. Tu organismo busca estar saciado y satisfecho. Puede ser que estés pasando por un periodo vital estresante y que este no sea tu momento para hacer un cambio de hábitos. También puede ser que tengas hambre emocional.

Cómo curarte del hambre emocional

En el video anterior te hablé sobre qué es el hambre emocional y cuáles son sus características principales. En este video te cuento distintas claves para curarte del hambre emocional. Te adelanto que una de ellas es dejar de hacer dietas. Esto te puede dar miedo, pero ese el primer paso para poder cambiar. Si quieres saber más mira el video.

¡Dale al play!

 

Si quieres ver más videos relacionados con esta temática puedes ver:

Qué es el hambre emocional

Te mando un fuerte abrazo,

Hada.

¿Sabes lo que es el hambre emocional?

¿Te ha pasado alguna vez que comes sin saber muy bien por qué? En realidad, no tienes hambre, pero llegas por la tarde a casa, después de un mal día, no sabes muy bien qué hacer. De repente hay algo que te acaba llevando a la cocina, das vueltas, abres la nevera, luego la despensa, no sabes muy bien qué quieres.

Cuando te quieres dar cuenta tienes una galleta en la boca, te prometes que solo será una, pero sigues con la siguiente y la siguiente. Llegas a la mitad del paquete, ya estás llena y ahora te sientes mal. ¿Por qué lo he hecho? Te preguntas, te prometes que esa será la última vez y que además hoy no cenarás. ¡Acabas de tener hambre emocional!

Relación entre emociones y alimentación

Nuestras emociones y nuestra manera de comer están estrechamente ligadas, por eso existe el hambre emocional. Algunas veces cuando hemos tenido un mal día o estamos tristes recurrimos a la comida como calmante. Esto sucede porque no sabemos escuchar nuestras emociones y en vez de solucionar lo que nos está pasando, lo gestionamos con comida.

Quiénes comen de manera emocional

Todos alguna vez nos hemos alimentado de manera emocional y no tiene nada malo. El problema surge cuando esto se convierte en nuestra mejor manera de regular nuestras emociones y no somos conscientes de ello. Tenemos derecho a comer de manera emocional, es una manera más de gestionar nuestras emociones pero lo tenemos que elegir conscientemente para que no haya culpabilidad.

Características del hambre emocional

El hambre emocional está definida y tiene unas características específicas, para conocerlas en profundidad te invito a que veas este video. Aquí lo tienes todo explicado detalladamente.

¡Dale al play!

Si quieres ver más videos relacionados con esta temática puedes ver:

Por qué no consigues perder peso

Te mando un fuerte abrazo,

Hada.