Mercedes piensa que no tiene suficiente capacidad de liderazgo, Julia cree que tiene que conseguir grandes éxitos y resultados en su vida y Carmen está convencida de que ella es una persona triste.

Acabo de recibir una llamada de Mercedes una mujer que me comentaba que le gustaría empezar un proceso de coaching para aumentar su autoestima. Su voz sonaba apagada, sin vida y un poco desesperada. Me decía que llevaba varios años detectando que le faltaban liderazgo y fuerza para recibir respeto por parte de los demás.

Ayer estuvo en consulta Julia que me decía que estaba constantemente luchando contra ella misma. Le sorprendía que cada vez que conseguía un objetivo siempre sentía que no era suficiente. Su voy interna le decía que no lo había logrado por mérito propio, que no era un objetivo tan grande como ella pensaba y que era una mediocre.

Hace poco en un taller de autoestima Carmen me comentaba que llevaba muchos años intentado quererse más, pero que no lo conseguía y que además lo veía como algo imposible. Ya había visitado varios psicólogos y psiquiatras pero aún así ella creía que lo suyo no tenía solución. Desde pequeña siempre se había sentido diferente y se recordaba como una niña muy infeliz.

Estas tres mujeres tienen en común que viven en una guerra constante contra ellas mismas. Todas piensan que tienen algo dentro de ellas que falla y eso hace que sufran enormemente. Este sufrimiento viene de una gran resistencia a aceptarse a ellas mismas tal y como son, con sus virtudes y con sus defectos.

El camino de la auto aceptación es un proceso profundo que nos ayuda a ver nuestras luces y nuestras sombras, admitirlas y dejar de herirnos por ser como somos.

¿Por qué es tan difícil la auto aceptación?

Las dos principales cuestiones que me plantean las personas que vienen a sesiones son:

  1. ¿Cómo puedo aceptar algo de mí que no me gusta?
  1. ¿Si me acepto significa que ya no quiero cambiar?

Ante la primera pregunta hago énfasis en que aceptar algo no significa que nos tiene que gustar obligatoriamente. Aceptar algo significa que lo recibimos sin oposición y aprendemos a vivir con ello. Por ejemplo, en el trabajo cuando en tu empresa te establecen un horario de entrada y de salida poco flexible, lo que haces generalmente es aceptarlo aunque no te guste. Eso mismo es lo que debes hacer con esas características tuyas que no te gustan tanto.

Ante la segunda pregunta suelo recordarle a mis clientes que la aceptación es el primer paso para poder dar un cambio, sin aceptación no hay cambio. Por ejemplo, cuando vas al médico y te diagnostican cualquier tipo de enfermedad lo primero que haces es aceptar que efectivamente tienes eso y a partir ahí empiezas un tratamiento para curar esa enfermedad. En este caso es igual, el primer paso es aceptarte completamente y a partir de ahí ya puedes empezar a evolucionar.

Aceptarte no significa que no vayas a cambiar significa que dejas de luchar contra ti, te ves con amor y cariño para poder mejorar aquello que no te gusta tanto.

El camino de la auto aceptación también se hace supremamente difícil porque todos desde pequeños hemos estado viviendo para intentar ser lo que los demás esperan de nosotros, buscamos la aprobación de los demás y el cariño en el exterior. Además, queremos encajar perfectamente en esta sociedad en la que sólo priman los resultados, la eficacia y la belleza exterior.

En esa vorágine perdemos nuestro centro, nos olvidamos de quiénes somos, dónde queremos ir y qué sueños tenemos. Nos empezamos a juzgar por no encajar, nos criticamos por no ser como se espera de nosotros y nuestra autoestima se rompe en lo más profundo de nuestro ser.

¿Cuáles son los beneficios de la auto aceptación?

Lo más bonito de la auto aceptación es que por fin te sientes libre para ser auténtico y espontáneo. Eres tú por encima de todo y eso te da un poder increíble.

Ser tú significa que te escuchas, que te respetas, que piensas bien sobre ti y que te sientes bien con tu forma de ser.

Aprendes a vivir sin juzgarte y sin hacerte daño, sólo desde la pura aceptación de lo que eres y también de lo que no eres.

En definitiva, al aceptarte adquieres un inmenso poder y empiezas a vivir un eterno romance contigo mismo.

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar!

Hada García Cock te ayuda a mejorar tus relaciones personales y tu autoestima en su consulta privada, en sus talleres y conferencias.

Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook: https://www.facebook.com/hadacoach

 

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






¿Qué es para ti el amor? En nuestra sociedad hay muchas creencias dañinas sobre el amor que están muy aceptadas. A causa de estas ideas tóxicas se mantienen muchas relaciones insanas y de dependencia. En este video comparto contigo esas falsas ideas de amor romántico que tanto daño nos hacen.

¡Dale al play!

 

Hasta el próximo video!

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a transformar tus relaciones y tu vida en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. El próximo 7 y 8 de noviembre de 2015 tendrá lugar el curso intensivo de coaching de relaciones Rumbo al Corazón. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook:https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






Es muy fácil ver los resultados de los soñadores que han conseguido sus metas. Resulta sencillo leer un libro escrito y ya publicado, ir al cine y disfrutar de una película, ver a un patinador realizando un salto triple o a una bailarina en puntas.

También es sumamente simple compararnos con otros que han logrado eso que tanto anhelamos. Claro, tan sólo vemos el resultado, nada más. Y nos preguntamos con ingenuidad y admiración: ¿por qué él sí y yo no?.

Esto de la comparación lo hacemos con excelencia, sin darnos cuenta de que lo único que conseguimos es debilitar nuestra autoestima y sentirnos pequeños. Parece que nos olvidamos de que para conseguir cualquier capacidad se necesita trabajar con vehemencia.

En su libro las claves del talento Dan Coyle menciona entre los principios universales para desarrollar el talento la “práctica intensa”. Al practicar rigurosamente cualquier habilidad que queramos desarrollar conseguimos aumentar nuestra mielina.

¿Para qué sirve la mielina?

Esta sustancia cubre nuestras conexiones neuronales. Es un elemento fundamental para leer, hablar y desarrollar nuestro el aprendizaje. En definitiva, si la mielina aumenta significa que nuestras capacidades también, es decir que progresamos.

Esta idea se opone a la creencia de que hay personas que nacen con un talento innato porque tienen determinadas características genéticas. Todos nacemos con una inteligencia y con la capacidad de aprender y desarrollar nuestros circuitos neuronales. Así que conseguir lo que queremos depende realmente de lo perseverantes y luchadores que seamos. De nada más.

Dicho esto, también hay que mencionar que el recorrido no es fácil y es ahí donde muchos pierden la fuerza, se debilitan y se olvidan de su objetivo.

Un escritor no suele compartir cómo es su proceso creativo. Cuando disfrutas de esa increíble lectura no sabes qué hay detrás. Cuántas páginas en blanco hubo, cuántos momentos importantes se quedaron sin compartir, cuántas lágrimas y sonrisas surgieron, ni cuántas editoriales dijeron que no. Tú sólo tienes tu libro perfecto, editado y listo para deleitarte. No conoces cómo fue la historia del libro.

Hace unos años tuve la fortuna de acompañar a un autor en la mayor parte del proceso de creación de su obra: escritura, correcciones, búsqueda de la editorial, promoción… Y aunque hoy en día el libro se vende estupendamente, recuerdo el sufrimiento y la angustia del creador cada vez que se entrevistaba con una editorial. Eso sí, él creyó en él y en su obra, siguió llamando puertas y lo consiguió. ¿Qué hubiera pasado si se hubiera dado por vencido? ¿Qué hubiera pasado si no hubiera creído en la valía de su trabajo?

Los deportistas son otros grandes luchadores, admirablemente perseverantes. Tienen largas jornadas de entrenamiento, viven con una gran presión psicológica y en un entorno que busca constantemente la perfección. ¿Qué pasaría si éstos no confiaran en que lo pueden hacer? ¿Qué pasaría si se debilitaran ante las dificultades?

Almudena Cid, una exgimnasta rítmica española en este vídeo cuenta cómo ha sido su experiencia en el mundo del deporte y todo lo que tuvo que pasar para llegar hasta los juegos olímpicos.

Los sueños por muy gratificantes que sean exigen cierto sacrificio. Así que la próxima vez que veas a alguien conseguir aquello que tanto deseas, no te compares, ni te sientas pequeño. Mejor atrévete a preguntarle cuál fue el camino que tuvo que recorrer.

Recuerda, el talento se construye con la práctica, la práctica se hace con perseverancia, la perseverancia se fortalece cuando crees en ti.

¡Apuesta por ti, déjate brillar, atrévete a vivir el proceso de alcanzar lo que sueñas!

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso! J

Hada García Cock te ayuda a mejorar tus relaciones personales y tu autoestima en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook: https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






¿Eres de esas personas a las que se le van las horas sin saber muy bien cómo? ¡A mí a veces también me pasa! Así que llevo ya un tiempo investigando qué es lo que hace que perdamos el tiempo y cómo evitarlo. En este video encontrarás algunas claves muy buenas para dejar de perder el tiempo y aumentar tu productividad.

¡Dale al play!

 

Hasta el próximo video!

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a transformar tus relaciones y tu vida en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. El próximo 6 de octubre de 2015 dará comienzo un nuevo grupo de autoestima. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook:https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






Día a día veo a personas que tienen problemas para aceptarse. Cada vez que comenten un error se critican y son muy duras con ellas mismas. Incluso hay personas que no se atreven a mirarse en el espejo porque no soportan lo que ven. Este video es para todas esas personas, para que comprendan la importancia de la autoaceptación y que consigan poco a poco quererse y cuidarse.

¡Dale al play!

Hasta el próximo video!

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a transformar tus relaciones y tu vida en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. El próximo 6 de octubre de 2015 dará comienzo un nuevo grupo de autoestima. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook:https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






Una vez un chico me dijo que el único motivo por el que se había fijado en mí era porque no paraba de sonreír. Ese ha sido el piropo más bonito que me han dicho.

Me considero una persona alegre, mi vida es bonita y si le tuviera que poner un color diría que es multicolor. Sin embargo, he pasado por momentos en los que mis emociones se han apoderado de mí y he vivido el apocalipsis, tal cual. Gracias a esas etapas de melancolía he aprendido a quererme y empezar a recorrer el camino hacia mi yo real.

Este viaje comenzó hace unos cuatro años. No ha sido fácil y he de confesar que aún a veces me hago daño. Cada vez menos, afortunadamente.

Con el paso de los años he aprendido a aceptar mi cuerpo.

Tengo celulitis, no sé si mucha o poca, pero con el paso de los años ha aparecido y ahí está, no lo puedo evitar. Tengo estrías y no las puedo borrar, algunas aparecieron en mi adolescencia y otras llegaron más tarde por culpa de mis cambios de peso.

También me salen granos y he ido a al menos 10 dermatólogos y ningún medicamento es realmente efectivo. No tengo el vientre plano o quizás no tan plano como el de las modelos de las revistas, cuando me siento procuro mantenerme muy recta para que no me salgan los famosos michelines. Mis pechos son pequeños y a medida que me voy haciendo mayor se reducen cada vez más. Sólo mido 1.62 y me tengo que depilar porque me salen pelos.

Podría seguir haciendo una lista interminable enumerando todos los defectos de mi cuerpo, pero creo que eso sería completamente inútil.

El día que decidí quererme descubrí que podía elegir disfrutar de mi cuerpo y ver cada una de sus cualidades.

Gracias a mi cuerpo puedo hacer tantas cosas. Puedo impartir los talleres que hago con tanto amor y comunicarme. Estoy encantada de tener unas piernas fuertes que me permiten correr muchos kilómetros. Soy elástica y eso me hace sentir ágil y fuerte. Puedo patinar sobre hielo, sobre ruedas, hacer piruetas, figuras y saltar. Puedo bailar, andar, escalar, dormir. Sin mi cuerpo no podría hacer el amor, ni disfrutar de las caricias, ni de los besos.

Definitivamente con el paso del tiempo he comprendido que puedo gustarme independientemente de la opinión ajena. Soy terriblemente sexy a pesar de no entrar en los cánones de belleza que la sociedad nos inculca.

En este tiempo he entendido que puedo cuidarme y darme cariño.

Es más si yo no lo hago, nadie más lo hará. Ahora me permito dormir bien, comer bien, hacer deporte y sacar tiempo para mí.

En el pasado entraba en círculos dañinos en los que no me cuidaba. Me sorprendía comiendo alimentos procesados para hacerme daño, pasaban semanas en las que no hacía deporte, ni me preocupaba por descansar. Dejaba de lado mis cosas por ayudar a otros y me olvidaba de mis necesidades. Hasta que entendí que puedo respetar mis propias necesidades porque yo también soy importante.

Ahora cada mañana me regalo unas palabras amor a mí misma. Me recuerdo lo importante que es cuidarme y respetarme por encima de todo. Y aunque a veces me cueste muchísimo trabajo levantarme, hacer deporte, prepararme un buen batido de frutas, lo hago porque sé que es una manera de darme amor y cuidarme.

Los años me han hecho comprender que tengo derecho a tener y respetar mi opinión.

Antes era una persona insegura y no me daba importancia personal, por lo tanto mi opinión no era valiosa y prefería pasar desapercibida. Sencillamente aceptaba la opinión de los demás para complacerlos y caerles bien, y mi punto de vista era inexistente.

Me he dado cuenta de que necesito tener una opinión, transmitirla y ser escuchada. Este ha sido un trabajo grande porque primero he tenido que forzarme a darme prestigio y en segundo lugar me he visto obligada a expresar cosas que no le gustan a todo el mundo. Esto me ha ayudado a aceptar que hay personas que me van a querer por ser yo misma y otras a las que no les va a gustar nada.

En esta etapa de comenzar a quererme he visto que puedo mejorar y ser feliz.

Esto ha sido gracias al maravilloso mundo del desarrollo personal, a todos los coaches y terapeutas que se han cruzado en mi vida.

Algunas veces pensé que tenía que vivir toda mi vida condenada a pasar por periodos de amargura y melancolía. Creía que podía ser feliz el 80% de mi vida y el 20% restante permitirme esos momentos oscuros. Hasta que llegó el día en el que decidí quererme y me di cuenta de que es posible mejorar poco a poco, como todo en esta vida.

Antes de aprender a caminar nos tuvimos que caer muchísimas veces hasta que poco a poco fuimos aprendido y mejorando, con el desarrollo personal sucede exactamente lo mismo. Es posible mejorar pero es un camino que se va recorriendo lentamente, es una travesía lenta pero muy gratificante. Quizás la más gratificante de todas, porque es tu historia de amor contigo misma.

Al escribir esto pienso que probablemente todos estos cambios hayan ocurrido porque me voy haciendo mayor y algunos miedos van desapareciendo a medida que maduramos. Es posible que eso haya ayudado, pero estoy convencida de que si yo no hubiera tomado la firme decisión de amarme no podría contar esto que hoy escribo.

Algunas personas me dicen que incluso mi voz ha cambiado, que ahora suena con más potencia. Yo siento que mi postura corporal se ha transformado, que mi sonrisa es más sincera que nunca y que ahora disfruto de la vida mucho más. Tengo la certeza de que he recuperado mi poder personal.

Ya no busco ser perfecta para amarme, sólo busco un amor de verdadero y sincero hacia mí. Ya no busco ser feliz, sólo vivir cada momento al máximo permitiéndome sentir y ser. Sencillamente quiero vivir y amarme en mi máxima capacidad.

El día que decidí amarme comprendí que soy única y que todos somos únicos. Eso es lo que hace que merezca la pena vivir.

Por eso sonrío.

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a mejorar tus relaciones personales y tu autoestima en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook: https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






Día a día veo a personas que se quejan de que su pareja no las hace felices. También hablo con algunos que no tienen ninguna relación y piensan que encontrar una persona especial les va a ayudar a ser más felices. Lo cierto es que un flechazo nos puede ayudar temporalmente, pero si nuestra felicidad se basa en el amor, ¿qué pasará si este desaparece?

¡Dale al play!

Hasta el próximo video!

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a transformar tus relaciones y tu vida en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook:https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






Ana tenía una gran tendencia a la tristeza y a la melancolía, al recordar cualquier momento pasado la invadía una profunda sensación de pena. Generalmente solía ver el lado triste de cada situación, hasta que un día fue consciente de ello.

El día que cumplió 36 años decidió organizar una fiesta especial y única. Normalmente no se preocupaba demasiado por su cumpleaños y las cosas sencillamente surgían, pero se solía quedar con la sensación de que todo podía haber sido mejor. ¡Así que para su cumpleaños número 36 todo iba a ser diferente!

Decidió que haría una comida en un lugar con mucho encanto y magia. Estuvo durante muchísimos días buscando sitios especiales, finalmente encontró una casa rural al lado de un río que parecía sacada de un cuento. Después de esto pasó varias semanas preparando las invitaciones que tenían que ser personalizadas y muy originales. Todo estaba planificado para que fuera la fiesta perfecta.

Cuando llegó el gran día salió de maravilla. Los amigos de Ana estaban muy contentos de poderse reunir con ella, los padres estaban orgullosos de la bonita fiesta que había organizado su hija, la comida estaba buenísima y se respiraba alegría en todas partes.

Sin embargo Ana estaba decepcionada, después de haberlo planificado y organizado todo a la perfección había algunos detalles que la tenían al borde de las lágrimas. Su mejor amiga no había podido ir porque estaba enferma, además algunas personas llegaron tarde, otras no fueron vestidas con el atuendo apropiado y uno de los postres no le gustaba.

En aquel momento Ana se dejó llevar por su piloto automático. Su tendencia natural en la vida era rastrear fallos y descubrir cuáles eran los detalles que no la hacían feliz. Aunque todo pareciera correcto, ella siempre encontraba la manera de sentirse mal.

Sus amigos y familiares más cercanos ya conocían esta tendencia suya y cada vez que hablaban con ella sobre eso no conseguían ningún cambio. Ana empezaba a contarles una historia para justificarse, les explicaba con argumentos muy lógicos por qué era normal que estuviera triste. Al final conseguía incluso convencerlos que de ella llevaba razón. Así que finalmente Ana no hacía nada para cambiar, no pasaba a la acción.

circulo-no-cambio

Esta situación es la que nos suele pasar a todos y por eso nos resulta tan difícil cambiar. Normalmente vamos con nuestro piloto automático activado. Esto significa que existen unos patrones de comportamiento que solemos usar una y otra vez sin darnos cuenta de cuándo ni por qué lo hacemos.

Después de actuar desde el automatismo nos contamos una historia para justificar nuestro comportamiento y de esta manera sentirnos bien, finalmente no pasamos a la acción y por lo tanto no cambiamos. Seguimos actuando gracias a nuestro piloto automático.

Llegados a este punto es cuando nos preguntamos, ¿es posible cambiar? Y la respuesta es que cambiar no es sencillo, pero por supuesto que es posible. Es un camino complicado que podemos transitar solos o con la ayuda de un terapeuta, como queramos, pero lo más importante de todo es que elijamos voluntariamente transitar ese camino.

circulo-cambioLa mejor manera para empezar el viaje hacia el cambio es quitándote el piloto automático. Esto significa que empieces ser consciente y que prestes muchísima atención a tus reacciones automáticas.

Una vez que hayas prestado atención real dejarás de contarte historias y conectarás tu realidad. Esto te ayudará a que te des cuenta de cuáles son tus patrones habituales y cuáles de ellos te hacen daño, de esta manera podrás establecer qué patrones quieres cambiar. Empieza por uno sólo, si decides cambiar demasiados a la vez no conseguirás nada.

Por último y no por ello menos importante, establece cuál sería la forma más sana de funcionar y pasa a la acción. Debes crear un plan de acción muy sencillo, que te lleve poco esfuerzo y que sepas que vas a poder ejecutar. Esta será la única manera de crear nuevas actitudes.

Pero qué ocurre cuando alguien dice: quiero cambiar pero no puedo. Normalmente esto se suele dar cuando la persona se enfrenta a demasiados cambios a la vez y finalmente no logra ninguno. Aquí la solución es reducir el número de cosas que quiere cambiar y empezar sólo por una.

Esta situación también se da cuando inconscientemente la persona no quiere cambiar aunque diga lo contrario. Normalmente, suele ser porque obtiene un beneficio secundario de su situación de tristeza o depresión, quizás de esta manera siente que las personas le prestan más atención o evita tenerse que enfrentar a situaciones cotidianas que le causan dificultad.

Volviendo a la historia con la que empezaba este artículo, Ana consiguió cambiar el día de su cumpleaños número 36, cuando fue consiente por primera vez en su vida de su tendencia a la melancolía. A partir de ese día se propuso sólo buscar las cosas positivas de las situaciones y aceptar que no todo deber ser exactamente como ella quiere en cada instante.

A igual que Ana todo podemos cambiar si lo deseamos. Cada uno de nosotros merecemos ser una persona sana y estable. Esto nos ayudará a sentirnos seguros, capaces de enfrentarnos a retos y de vincularnos con otros.

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a mejorar tus relaciones personales y tu autoestima en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook: https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






Día a día tengo la suerte de trabajar con muchas personas que comparten conmigo sus miedos y deseos más profundos. Son muchas las personas que me confiesan que no se quieren, que tienen miedos y que no se ven capaces de conseguir sus sueños.

Llevo ya varios años dándole vueltas a cómo corregir esta falta de amor propio. He intercambiado ideas con psicólogos y terapeutas y también he repasado varias veces mi historia personal.

Como siempre, no hay una receta mágica. Cada uno de nosotros hemos tenido una infancia y una adolescencia que han dejado una huella única en nuestro amor propio. Muchas veces no somos conscientes de hasta qué punto nos pudo afectar estar lejos de alguno de nuestros padres o que algún compañero de clase se riera de nosotros. Quizás nunca profundicemos tanto dentro de nosotros como poder sacar este tipo de conclusiones.

Lo importante hoy es que entiendas que a pesar de lo que hayas vivido te mereces un amor inquebrantable, un amor eterno e incondicional, que sólo te puedes regalar tú. Tú eres responsable de cómo gestionas tu vida.

Por esto quiero compartir contigo cuáles son las cinco primeras acciones que tienes que hacer para conseguir ese amor incondicional. Después de esto hay mucho camino por delante, pero al hacer esto notarás unos cambios impresionantes en ti.

  1. Come bien: Somos lo que comemos. Si te alimentas mal tu energía será baja y te costará muchísimo esfuerzo conseguir cualquier cosa que te propongas. Cuanto más natural mejor.
  1. Haz deporte: Al hacer deporte tu cuerpo libera endorfinas y éstas te darán energía y sensación de bienestar. Además, notarás tu cuerpo más ágil y tonificado y tu mente se relajará.
  1. Duerme bien: ¿Cuántas horas de sueño necesitas cada día? ¡Respétalas! Descansar es tan importante como comer bien y hacer deporte. Si duermes bien te sentirás con energía y capaz de enfrentarte a muchas más cosas.
  1. Arréglate cada mañana: Cuando estamos bajos de ánimo nos cuesta muchísimo más esfuerzo arreglarnos, pero hay que hacerlo. Automáticamente notarás que te sientes más seguro, con fuerza y con ganas de relacionarte con más personas.
  1. Cumple un objetivo al día: Todas las mañanas proponte una meta alcanzable para el día y cúmplela. Eso te ayudará a avanzar hacia tus objetivos y a sentirte satisfecho con tu día a día.

¿Por qué estas acciones y no otras?

Esta acciones funcionan en todas las personas porque son pequeños cambios específicos, medibles, alcanzables y relevantes. Esto significa que podrás ver objetivamente si lo estás cumpliendo o no.

Cada mañana podrás saber con certeza si te estás arreglando o no, sin embargo cada día no puedes saber objetivamente si tu autoestima ha aumentado o no. Eso sólo lo podrás ver con el paso del tiempo.

El tiempo te ayudará a entender cada día más que te mereces un amor inquebrantable.

Te mereces tratarte con cariño y cuidarte cada día.

Te mereces enfrentarte a nuevos desafíos y apostar por ti.

Te mereces vivir con ilusión y perdonarte tus errores.

Te mereces aceptar que ya eres perfecto como eres.

Te mereces sacar tiempo para ti, para reír y disfrutarte.

Te mereces mirarte al espejo y sonreír.

Te mereces decir lo que piensas, vestirte como quieras y peinarte como a ti se te ocurra.

Te mereces construirte desde el amor y el respeto, porque tú eres tu mejor plan.

Habrá gente que te quiera mucho, habrá otra que te quiera un poco menos, habrá incluso algunos que no te aguanten, pero si sientes un amor inquebrantable hacia ti nadie te quitará tu sonrisa.

¡Quiérete, cuídate, apuesta por ti!

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a transformar tus relaciones y tu vida en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook: https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.






Hace unos meses vino a mi consulta Ana. Una chica delgada y sonriente que se debatía entre dejar a un hombre con el que tenía una relación o seguir con él aceptando las condiciones que él imponía.

Ana llevaba en esa relación más de cuatro años y desde el primer mes nunca se había sentido completamente feliz, pero ahí seguía. Cuando comenzaron a verse Juan le dijo que él no estaba buscando una pareja estable que se podían ver los fines de semana pero que no esperara nada más de él. Al principio Ana tampoco sabía qué quería, así que aceptó esa condición.

Pasaron cuatro años en los que Ana y Juan sólo se veían los fines de semana. Ella iba a su casa el sábado por la tarde veían una película o iban al cine, cenaban, hacían el amor, dormían juntos y a la mañana siguiente se despedían. No hablaban por teléfono entre semana, no tenían amigos en común, no celebraban nunca su cumpleaños juntos, ni se iban de vacaciones.

Durante esos cuatro años Ana intentó de todo para tener una relación en la que ella se sintiera satisfecha.

Habló varias veces con Juan sobre cuál era el futuro de la relación, él le decía que estaba contento así y que no le gustaba hablar de esos temas. Ana pensaba que tenía que aceptar que a Juan no le gustaba hablar de relaciones, que era un hombre y que esos temas le preocupaban menos que a ella.

En otra ocasión Ana intentó llevar a Juan a cenar con sus amigos, pero a él no le interesaba conocer a nadie del entorno de ella. Esta vez Ana pensó que tenía que aceptar que Juan era tímido y que era normal que no quisiese conocer a gente nueva.

Otro día saliendo del cine Ana quiso darle la mano Juan para dar un paseo. Juan le dijo que le daba muchísima vergüenza que le vieran dándole la mano y rápidamente soltó a Ana. En aquel momento ella pensó que tenía que aceptar que ellos no tenían una relación formal y que era comprensible que él no quisiese cogerle la mano.

Lo que más le dolió a Ana fue el día que encontró ropa de otra mujer en casa de Juan. Cuando le pidió una explicación, él le contestó que desde que se conocieron él le había dicho claramente que no estaba buscando una pareja estable. En ese momento Ana pensó que era cierto, que tenía que aceptar esa situación porque ella sabía que no eran una pareja.

¿Por qué duró tanto tiempo la relación de Ana y Juan?

  1. Ella creía tenía que aceptar a Juan como era. Pensaba que de esa manera él se iba a sentir más a gusto con ella y así algún día iba a querer tener una relación formal con ella.
  1. Ana también pensaba que era un hombre tan maravilloso que en ningún lugar de la tierra iba a encontrar a alguien así. Así que decidió que era mejor aceptar verle en esas condiciones que no tener ningún contacto con él.
  1. Además, Ana estaba convencida de que tenía que tratar bien a Juan y cuidarle mucho, porque así él un día se daría cuenta de que ella era la mujer que mejor le había tratado y elegiría estar con ella.
  1. Por otro lado Ana creía que si la relación había durado tanto tiempo era porque había amor de verdad, sólo que Juan aún no lo aceptaba. Así que Ana pensaba que sólo era cuestión de esperar un poco más.

Ana, víctima de una relación de dependencia emocional, confundió la aceptación con el autoengaño.

¿Cuál es la diferencia entre la aceptación y el autoengaño?

La aceptación es cuando eliges libremente tolerar cosas que no dependen de ti o que tú no puedes cambiar. Por ejemplo un terremoto, la muerte de un familiar o un despido laboral. La aceptación siempre va acompañada de sentimientos positivos y liberadores.

El autoengaño es una estrategia mental que te impide aceptar la realidad. En vez de ver las cosas como son y asumir tu responsabilidad, eliges no ver aspectos que te resultan molestos, finges y ocultas lo que sientes. Esto ayuda a sentir menos dolor.

El límite entre la aceptación y autoengaño es minúsculo por eso es fundamental que cuando aceptes cualquier situación te preguntes qué sensaciones te produce tolerar esa circunstancia. Si sientes bienestar vas por buen camino, si no ten cuidado porque quizás estás cayendo en el autoengaño.

Si quieres añadir algún comentario puedes hacerlo aquí mismo o contactarme escribiendo a hada@coachingdepareja.com. ¡Estaré encantada de recibir todo lo que me puedas aportar! ¡Un beso!

Hada García Cock te ayuda a transformar tus relaciones y tu vida en su consulta privada y en sus talleres y conferencias. Para mantenerte al tanto regístrate en esta página web y dale a Me Gusta en Facebook: https://www.facebook.com/hadacoach

¡Transforma tu vida y tus relaciones!

Suscríbete y recibirás estrategias que te ayudarán a ser la persona más feliz que conoces.